sábado, 14 de julio de 2018

Haz aceite de Semilla de Mamey en Casa




Haz aceite de Semilla de Mamey en Casa

Si vives en un lugar tropical seguramente el mamey ( zapote mamey) es una de las frutas que nunca falta en tu casa y es que es una muy buena fuente de vitamina A y C, antioxidantes, sus propiedades ayudan a mejorar la vista, ayuda en la producción de colágeno, ayuda a reparar cartílago, huesos y dientes. 
A demás de sus excelentes beneficios al comerla, también es excelente como uso cosmético.
Tiene propiedades humectantes, por lo que se puede usar en la piel y en el cabello. Muchas personas lo usan en la raíz del cabello ya que dicen que ayuda a que el cabello se ponga rizado. Uno de los usos más comunes es para ayudar a crecer las pestañas.

Si nunca lo has usado antes, posiblemente te preguntes como es que debes usar esta fruta tan maravillosa, bueno la verdad es que es muy sencillo lo único que debes hacer es conseguir el aceite de la semilla del mamey. Puedes conseguirlo en cualquier farmacia o tienda que vendan productos cosméticos, y no es muy caro. Pero sabias que:

¿Puedes hacer el aceite del hueso del mamey en tu casa?

No les voy a mentir, el proceso es un poco largo, pero no es complicado de realizar. Si alguna vez te animas a hacerlo o prefieres hacer tus propios productos para asegurarte que realmente tienes un producto bueno de calidad y natural, en este post te enseñare como hacer el aceite en casa.

Necesitas:
Semillas de mamey
Un rallador
Un sarten
Gasa
Un frasco de vidrio oscuro con tapa para guardar el aceite
Un bowl 


Preparación


El primer paso es sacar las semillas de la fruta, lavarlas bien para quitarle algún exceso de pulpa que tenga y dejarlas secar bajo el son durante 1-2 semanas. Se necesita que la almendrita que tiene adentro se desprenda de la cascara. Sabrás que esta lista cuando al moverla suene como sonaja.









Esa almendra que obtienes, es un poco más pequeña que la cascara, es más suave y tiene un olor muy rico. Ralla la almendra con el rallador, asegúrate de que la ralladura sea fina.







Ya que tienes todas las almendras ralladas, coloca esa ralladura en un sarten y prende la estuva a fuego bajo. Poco a poco agrégale un poco de agua, lo suficiente para que evite que se queme pero que ayude a que se forme una pasta.


                             

                             



Notaras que cambaría de color a uno más oscuro, no te preocupes es completamente normal mientras el color no sea negro.

Ya que se formó la pasta, deja que se enfrié un poco, lo suficiente para que no te quemes. Colocalo sobre la gasa y envuélvelo bien, sobre tu bowl exprime o aprieta bien la pasta y notaras como comienza a salir agua de color blanco, continua hasta que deje de salir el agua. 









Cuando deje de salir agua, repite el paso anterior, vuelve a calentarlo puedes agregarle agua para evitar que se pegue y vuelva a formarse la pasta. Puedes repetir este paso hasta 4 veces. Te sorprenderá la cantidad de agua que sale.

Una vez que ya no sale más agua y la pasta o pulpa está completamente seca, vierte esa agua en el sarten y nuevamente prende la estufa a fuego bajo.
Este paso es muy importante y debes de estar muy al pendiente ya que si no tienes cuidado se puede quemar y tendrás que volver a empezar.
Con la flama de la estufa baja, espera a que comience a calentarse y notaras como el gua comienza a evaporarse y el aceite comienza a separarse. Una vez que el agua se evapore por completo, dejara de verse blanco y tendrá un color oscurito como café en ese momento debes apagar la estufa, y lo dejas enriar. Una vez frio pásalo al frasco donde lo guardaras. 








Si bien toma su tiempo poder elaborarlo y talvez para algunos sea mucho trabajo, considero que vale la pena hacerlo ya que es un producto natural que no es perecedero y que le puedes dar muchos usos. Yo lo uso en las pestañas y lo combino con un poco de aceite de argán para usarlo en las puntas del cabello, evita que se abran las puntas y evita que se enrede.

¿PARA QUE USAS EL ACEITE DE SEMILLA DE MAMEY?



0 comentarios:

Publicar un comentario